viernes, 31 de agosto de 2012

Cerrado por vacaciones

Como dice el refrán, a buen entendedor pocas palabras bastan. La bibliotecaria está de vacaciones tras pasar todo el verano en la Bibliopiscina, descansando y recargando pilas para volver con nuevas energías e ideas, tanto para el blog como para la biblioteca.

Tras estas pequeñas y merecidas vacaciones, se pondrá manos a la obra con la reorganización total de la biblioteca, tras las obras en la Casa de Cultura.... ¿qué se le ocurrirá para sorprenderos? ¿cómo será la nueva decoración? Hasta el día 1 de octubre no podréis verlo.


Disfrutad de estos días y de vuestras lecturas.

viernes, 24 de agosto de 2012

Tercer aniversario del blog

En este mes se cumplen tres años desde que, con mucha ilusión, abrimos un espacio en la red para todo el que desease descubrir una dimensión diferente, nuestra biblioteca en Gallur.

Durante este tiempo, han sido numerosas las visitas, las consultas y las colaboraciones que han ido incrementándose poco a poco, haciendo más participativo el blog y abriendo así nuestra biblioteca hacia la globalidad, por lo que agradecemos a todos los que han hecho posible que el blog vaya nutriéndose. Sin vosotr@s, no habría sido posible...

GRACIAS





jueves, 23 de agosto de 2012

Préstamo especial

jueves, 16 de agosto de 2012

En verano, anímales a leer

Coger un libro y sentarse a leer sobre la arena de la playa, al borde de la piscina o después de comer es un gesto sencillo y divertido, que, misteriosamente, cada vez va perdiendo más y más terreno entre los más pequeños de la casa. Las videoconsolas y los teléfonos móviles le han ido ganando terreno a la lectura entre las nuevas generaciones, y son muy pocos los niños que demandan un nuevo tomo de Kika Superbruja, de Geronimo Stilton o un tebeo de Mortadelo y Filemón a la hora de matar las horas muertas durante las vacaciones.

Los meses de verano son el momento idóneo para que nuestros hijos desconecten del ‘cole’ y puedan disfrutar del tiempo libre sin estar pensando en deberes y actividades extraescolares. Leer por el mero placer de leer debería estar, pues, entre sus prioridades: una puerta a la fantasía que abre los límites de su creatividad, enriquece su vocabulario casi sin esfuerzo, y cambia su manera de percibir el mundo. 
El problema: si el hábito de leer no se fomenta desde bien pequeños, los niños tienden a tener su primer contacto con la lectura en el colegio, y es a partir de ese momento que los libros pasan de ser una diversión a una actividad escolar. ¿Cómo evitarlo? La respuesta es sencilla: leyendo. El hábito de la lectura es tan natural como aprender a lavarse los dientes antes de ir a la cama o acudir solos al baño. Basta con conceder unos minutos cada día a los libros, para que el niño se acostumbre por sí solo a introducir pequeñas sesiones de lectura diarias en su rutina, que poco a poco irán haciéndose más y más largas a medida que se deje llevar por los mundos escondidos en los libros.

¿Te animas a leer con los ‘peques’ este verano?