martes, 19 de febrero de 2013

Reseña. "En el país de la nube blanca" de Sarah Lark

LARK, Sarah. En el país de la nube blanca.
Barcelona: Ediciones B, 2011. 747 p. Grandes novelas. ISBN: 978-84-666-4671-0

Londres, 1852: dos chicas emprenden la travesía en barco hacia Nueva Zelanda. Para ellas significa el comienzo de una nueva vida como futuras esposas de unos hombres a quienes no conocen. Gwyneira, de origen noble, está prometida al hijo de un magnate de la lana, mientras que Helen, institutriz de profesión, ha respondido a la solicitud de matrimonio de un granjero. Ambas deberán seguir su destino en una tierra a la que se compara con el paraíso. Pero ¿hallarán el amor y la felicidad en el extremo opuesto del mundo?

Es una saga familiar que nos relata cómo una familia colonizó Nueva Zelanda. Es un relato que nos muestra, en el comienzo, la sociedad británica de la época victoriana. Esta sociedad de rígidas costumbres se traslada al nuevo territorio cuando llegan los descubridores y fundan sus ciudades.

La colonización de Nueva Zelanda, por lo que nos describe la autora, no resultó ser como la mayoría de todas las demás colonizaciones, que fueron a sangre y fuego. Esta colonización se realizó comprando las tierras a los maoríes y con el control de la propia corona británica para evitar los abusos.

Describe muy bien los paisajes y la propia orografía del terreno, la localización de las poblaciones, no necesitando mirar un mapa para tener una idea exacta de donde se encuentra dichos poblados diferenciándose de otras novelas que en este aspecto resultan liosas. En esta novela, por las descripciones tan bien hechas uno es capaz de imaginar tridimensionalmente donde se desarrolla la acción.

Al tratarse de una saga familiar, describiré a los personajes que considero más importantes:

   •Gwyneira Warden (Silkham de soltera): Es una joven con un fuerte carácter y ganas de aventura, encerrada en la sociedad victoriana de Gales, con costumbres bastante rígidas y con pocas posibilidades de contraer matrimonio con un buen partido. Arreglan su matrimonio con el hijo (Lucas Warden) de un terrateniente de Nueva Zelanda, de viaje en Gales para vender su lana y comprar nuevas ovejas de pura raza. Es una mujer con un sentido del deber muy acusado que la llevará a cumplir con sus obligaciones, sacrificando cualquier placer o beneficio personal en beneficio del funcionamiento de su hogar, llegando a sacrificios que hoy en día, en esta sociedad, serían inimaginables. Es una mujer muy activa que disfruta con la gestión de la cría de ovejas y controlando la parte del negocio que le quedaba a ella. Es una apasionada de la naturaleza, los buenos caballos y la cría de perros pastores. En general es una mujer pasional en todos los ordenes de su vida, cosa que en una sociedad como la descrita le lleva a tener muchísimos problemas.

   •Helen O’keefe (Davenport): Es la joven institutriz de dos niños de la familia Greenwood, Familia acomodada de la alta burguesía de Londres. Helen al no contar con ningún título nobiliario y ni ser rica de familia, también se encontraba con grandes dificultades para contraer matrimonio. Con lo que aprovecha una proposición de matrimonio, por carta, de otro terrateniente criador de ovejas de Nueva Zelanda que le llega a través de su parroquia.

   •Gerald Warden: Terrateniente y criador de ovejas en Nueva Zelanda. Uno de los primeros colonos en llegar a la Isla del Sur. Un hombre muy ambicioso, sin escrúpulos, motivado por una vida en la que lo importante era sobrevivir y matar o morir. Que no podía dar margen a la piedad pues le hubiera costado la vida cuando está abriendo nuevos caminos en un país virgen y desconocido. Un hombre curtido por las mil situaciones difíciles que ha tenido que vivir y que acaba no teniendo ningún tipo de buenos sentimientos. Solo le queda los sentimientos más primarios, los instintivos. En él se ve muy bien relatada la supremacía que ejercían los hombres sobre las mujeres y los hijos, gozando de todos los derechos y con la única obligación de procurar una vida confortable a su familia si era capaz de ello. Lo contrario no le restaba obligaciones.

   •Howard O’keefe: Terrateniente y criador de ovejas con quien se casa Helen Davenport. Es un hombre parecido en carácter y actitud a Gerald Warden pero menos capacitado para dirigir y mejorar su negocio. Tiene y mantiene un odio sarraceno contra Gerald Warden por desavenencias de juventud y que es perfectamente correspondido por Gerald y que llega a imposibilitar la convivencia con su propia familia.

Hay algunos otros personajes que tienen relevancia en la novela pero que no la definen tanto como estos cuatro. Para mí, estos cuatro son los que dan forma a la novela y la que le dan sentido.

Nos hace una fotografía nítida de la necesidad que tenían las mujeres de contraer matrimonio y a ser posible que resultara bueno. Dejando de lado cualquier sentimiento amoroso o deseo personal a cambio de un trato medianamente razonable y admitiéndolo como algo de lo más normal. No teniendo ningún derecho social, excepto el de no ser asesinadas, dependiendo del caso. Quedarse solterona y con limitados ingresos que con la vejez desaparecerían significaba estar abocada a una vida de continuas críticas y miseria. Solo hay que ver el cambio que son capaces de hacer Gwyneira y Helen, sin conocer ninguna de las dos a sus maridos, ni siquiera físicamente y se van al otro lado del mundo.

Es una novela que consigue levantar pasiones al ver el trato que reciben las mujeres que eran poco mas que animales de cría pero puestas por detrás de otros animales a los que se les consideraba más útiles, como a los perros pastores, determinada raza de ovejas o determinados caballos.

Junto a la trama principal la autora nos hace un maravilloso relato de los maoríes y de su cultura. Me ha resultado una cultura con mayúsculas, en la que prima el trato personal, la vida sencilla y la falta de deseos de posesiones personales, limitándose a vivir en armonía con la naturaleza que es lo que nos llevaría a la felicidad absoluta. Tenemos mucho que aprender.

Una maravilloso comienzo para una saga que se plantea apasionante.

Una reseña de María V.

jueves, 14 de febrero de 2013

San Valentin en la biblioteca

En la selección de libros y películas que hemos elegido para celebrar el día de los enamorados podréis encontrar muchas formas de amor: adolescente, romántico, platónico, a primera vista, imposible, más allá de la muerte... para todos y para todos los gustos en forma de novela romántica, novela juvenil, poesía, relatos, cuentos infantiles, películas... No dejéis de pasar por nuestra biblioteca para elegir vuetro libro o película preferida.



Reseña: "El escalón 33" de Luis Zueco

Comenzamos con recomendaciones de nuestros usuarios. En este caso se trata del libro "El escalón 33" de Luis Zueco. 

ZUECO, Luis.
El escalón 33.
Madrid: Nowtilus, 2012. 507 p. Colección Narrativa. ISBN: 978-84-9967-301-6.

Aragón es tierra de castillos y de amantes de ellos. Uno de esos amantes es Luis Zueco, quien a modo de thriller turístico nos descubre diferentes castillos de la Península Ibérica, los cuales, esconden un enigma que, a priori, se ha transmitido de civilización en civilización. 

Todo comienza cuando Silvia, una joven restauradora de libros de la Biblioteca Nacional y bibliófila, adquiere un libro antiguo en un conocido sitio web de subastas. A través de una rotura en su encuadernación descubrirá un documento anterior al libro con extraños símbolos lo que significará un giro radical en su vida. La novela comienza con un ritmo pausado, que poco a poco va in cresciendo ganando intensidad hasta el desenlace.

Esta obra supone la tercera del escritor, quien a través del relato hace un guiño a las investigaciones de Antonio Ubieto sobre la muerte de Roldán, la historia del Papa Luna o a la protección del Patrimonio Cultural; así como la labor de los trabajadores de bibliotecas, museos y archivos.

Si desean un maridaje, les recomiendo que escuchen mientras lean el disco de Mike Oldfield, Voyager. Las melodías tradicionales se entrecruzan con el texto e intensifican endulzándolo, sobre todo, en las partes de mayor acción y sumergen al lector más en las profundidades de los castillos y las construcciones románicas.

Reseña realizada por Pablo Pintado